domingo, 9 de febrero de 2014

San Martín de Frómista (Palencia)

 
Enclavada en pleno Camino de Santiago se encuentra una de las iglesias más hermosas que hemos visto hasta el momento. San Martín de Frómista, en Palencia, un templo que impacta por sus formas y su belleza sencilla, tan propia del románico.
Fundada por Dña. Mayor de Castilla, sobre el año 1066, por la uniformidad arquitectónica y de estilo se calcula que su construcción debió de prolongarse a lo largo de unos veinte años.
Recorrer el exterior de San Martín puede llevar un tiempo si eres observador y quieres disfrutar de esta joya. Tres ábsides, uno central y dos laterales más pequeños en la cabecera llaman la atención por una serie de columnas y un ajedrezado que realzan su estética. Este ajedrezado recorre toda la iglesia a diferentes alturas.




Podemos ver más de trescientos canecillos, pequeñas esculturas que decoran los aleros de los tejados y en ellas están representados animales, vegetales, formas geométricas, figuras humanas y también varias figuras monstruosas, que para los habitantes del medievo debían de tener poderosos significados. Para nosotros eso se perdió, pero podemos admirar la obra que dejaron.
El interior es de una gran austeridad, realzada por la desnudez de sus muros. Capiteles historiados nos muestran diversos pasajes bíblicos, como Adán y Eva comiendo la fruta prohibida, su expulsión del paraiso o a adoración de los Reyes Magos.



 
Para los miles de peregrinos que llegan aquí después de muchos kilómetros recorridos, la visión de San Martín de Frómista es reconfortante, pues de esa manera pasan a formar parte, aunque solo sea un poquito, de una de las más hermosas iglesias que se pueden ver en el Camino.
Si no eres peregrino pero pasas cerca de Frómista, no lo dudes y haz un pequeño alto porque esta es una iglesia que no puedes dejar de ver.








1 comentario:

  1. Magníficas fotos que invitan a visitar esta maravilla. ¡Gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...