jueves, 20 de abril de 2017

Castillo de Belvís de Monroy. Cáceres

 
En nuestro reciente viaje a Cáceres nos acercamos hasta Belvís de Monroy para ver su castillo. Situado en lo alto de un cerro su silueta es visible a muchos kilómetros de distancia, y conforme te vas aproximando aprecias su monumentalidad, a pesar del estado de conservación. Su origen se remonta al año 1309 cuando la Casa de Monroy, de Plasencia, recibió de parte de Fernando IV los privilegios de poblar la zona y construir un castillo. Actualmente en manos privadas su estado de conservación es deficiente, pero a pesar de ello pueden apreciarse los diferentes estilos arquitectónicos empleados en su construcción y diversas ampliaciones y reformas hechas a lo largo de los siglos. Imaginar esta fortaleza en su esplendor es un ejercicio que no cuesta mucho a pesar de la maleza que hoy inunda los patios y estancias. Es una pena que parte del patrimonio histórico se encuentre en este estado. Sin duda una visita que merece la pena a pesar de todo.












viernes, 14 de abril de 2017

Semana Santa de Ferrol. Viernes Santo

 
Como cada Viernes Santo Ferrol se echa a la calle para disfrutar de las procesiones que llenan de devoción religiosa a todos los creyentes y de admiración a los que no son religiosos. La procesión del Santo Encuentro consta de los pasos de Jesús Nazareno, La Verónica, San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores. Miles de personas aguardaban su paso por las calles ferrolanas y una vez más se demostró porque esta fiesta está considerada de interés turístico internacional.
























lunes, 3 de abril de 2017

Acantilados de Loiba. Ortigueira


En el municipio de Ortigueira se encuentran los acantilados de Loiba, cada vez más visitados debido a sus espectaculares vistas. Enclavados en las estribaciones de la Serra da Faladoira, últimamente se han hecho famosos por albergar “ El mejor banco del mundo” . Rafael Prieto, un vecino de de la parroquia de Loiba colocó aquí un banco con unas vistas privilegiadas. Desde entonces son miles las personas que pasan por aquí para verlo. Ahora hay algunos más colocados en otras zonas de los acantilados, pero el original es el que tiene detrás la leyenda “ The best bank of the world”, escrito por unos músicos escoceses que vinieron a tocar en el festival folk de Ortigueira y se enamoraron de este lugar. Cada vez que el banco se pinta, pues aquí los temporales que azotan la costa son duros y frecuentes, esta inscripción se respeta y se repasa fielmente. El lugar es de una belleza que quita el aliento. A las playas puede bajarse cuando la bajamar lo permite. A lo lejos puede verse Cabo Ortegal con los Aguillóns, y en el otro extremo el Cabo de Estaca de Bares.
Un espectáculo para los sentidos.
 























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...