viernes, 14 de septiembre de 2018

Islas Berlengas. Portugal


Desde Peniche salen cada día numerosos barcos y lanchas con destino a las islas Berlengas a unos 45 minutos de navegación, así que hasta allí nos fuimos para visitar la isla, que cuenta con un antiguo fuerte militar, un faro, un pequeño muelle y miles de gaviotas. El viaje de ida fue muy movido debido al oleaje y casi no veiamos la hora de llegar a la isla. Una vez allí y después de recuperarnos un poco, nos dedicamos a visitar un paisaje de lo más hermoso, con unas aguas cristalinas y unas cuantas casas de pescadores. Pequeñas barcas llevan a los turistas a visitar pequeñas grutas a las que solo se accede desde el mar. Las gaviotas estaban en época de cría y nos veían como una amenaza y nos sobrevolavan en actitud amenazante cuando nos acercábamos demasiado. Al fuerte solo se accede por una pasarela de piedra sobre el mar, claramente con fines defensivos para dificultar la toma por invasión. Las vistas son preciosas y la cantidad de escaleras que bajar impresiona. Una vez en el fuerte tomamos una de las barcas y después de recorrer parte del islote al nivel del mar, nos desembarcaron en el muelle y a la hora prevista tomamos el barco de vuelta a tierra, en un viaje de vuelta bastante mejor que el de ida. Un día diferente y especial.











































viernes, 7 de septiembre de 2018

Aveiro. Portugal


Aveiro es un pequeño pueblo conocido como la Venecia de Portugal por tener unos canales que atraviesan el pueblo y pequeños barcos que pasean a los turistas por ellos. Denominarla así es sin duda demasiado pretencioso, pues Aveiro no tiene mucho mas allá de esa particularidad. De todas formas si pasáis cerca no se pierde nada por visitar este enclave curioso a unos cuantos kilómetros de Oporto.















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...